Twitter de Angel Nieva

viernes, 14 de noviembre de 2008

YES, We Can (To Become a CTO)

Quién iba a decirnos hace un par de años que veríamos en Estados Unidos y en otros países europeos, todos ellos con un sistema capitalista, como el gobierno iba a convertirse en el principal accionista (no se puede llamar intervencionismo puro y duro) de los principales bancos del país. Quién iba a decirnos también que en Rusia y China, ambos con un sistema político comunista, cada vez iba a primar mas el consumismo, las privatizaciones de empresas públicas, la compra de empresas europeas y la colonización de multinacionales extranjeras, léase McDonals, por ejemplo. Hace unas cuantas madrugadas, los que trasnochamos vimos en directo como Estados Unidos elegía como presidente a Barack Obama, el primer presidente de color (bronceado según Berlusconi, negro según los que odian los eufemismos) en la historia del país.

Estamos en una época de cambios profundos, y a las pruebas me remito. El principal cambio que me ha sorprendido gratamente, y que no está relacionado (por lo menos directamente), con la crisis global actual, ni con los conflictos bélicos que Estados Unidos mantiene en el exterior, es la noticia que he leído hace poco explicando que Barack Obama busca Director de Tecnología (Chief Technology Officer, si somos puristas) para integrarlo en su gabinete, con reporte directo al Presidente. Entre los posibles candidatos se postulan entro muchos otros los nombres de Jeffrey Bezos, Presidente Ejecutivo de Amazon.com; Michael Nelson, ex director de estrategias de tecnología e Internet de IBM; Reed Hundt, ex presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC); Daniel Weitzner, científico del MIT y uno de los directores del World Wide Web Consortium; Craig Newmarkel fundador de Craigslist; Eric Schmidt, presidente ejecutivo de Google y el presidente ejecutivo de Microsoft, Steve Ballmer.
Las funciones principales del cargo serán velar por el desarrollo y crecimiento de las comunicaciones, la seguridad tecnológica del país, el acercamiento de las Nuevas Tecnología a la mayor parte de población, incluso en zonas remotas, y la homogenización de las diferentes plataformas tecnológicas de las diferentes administraciones. Nada extraño, nada fuera de lugar en cualquier programa electoral de muchos partidos en cualquier país democrático del mundo. La diferencia (lo raro, si me permiten) es que aquí no habrá un ministerio de Ciencia y Tecnología anclado en el pasado, no habrá un ministro o ministra inexperto o inexperta en Nuevas Tecnologías, sino que habrá un Departamento liderado por un Chief Technical Officer (CTO) con experiencia y acceso directo al Presidente. Fuera burocracias. Fuera lentitud. Fuera barreras innecesarias.

Es un cambio que nadie esperaba y que demuestra que las Nuevas Tecnologías se han convertido y deben convertirse en ventaja competitiva y sostenible para los países, con una dirección que tenga una visión global, que las gestione eficazmente, que las lidere eficientemente y que sobretodo, pertenezca como en el caso de la posición de CTO que busca Barack Obama para su nación, al Comité de Dirección (extrapólese a empresa o gobiernos indistintamente), pudiendo así conocer, participar e influir en las diferentes estrategias que se elaboren. Tristemente en la actualidad muchas empresas y muchos gobiernos todavía no piensan así y el Director de Tecnología no forma parte del Comité de Dirección ni participa en las decisiones estratégicas.

A nivel gubernamental, hasta ahora las Nuevas Tecnologías estaban estrechamente ligadas, mezcladas, por no decir ocultas, con las diferentes actividades de Defensa. Pero ahora, con el giro que le ha dado Barack Obama, la profesión acaba de revalorizarse. Es un hecho que puede provocar un buen impulso a la carrera de gestión, dirección y liderazgo tecnológico. Y el sector TIC (o los diferentes conglomerados que unen a los profesionales tecnológicos) debemos aprovecharlo. Las empresas deberían también tomar buena nota. A corto y medio plazo comprobaremos los beneficios de la iniciativa de Obama y si los profesionales TIC también podemos decir aquello de “Yes, we can”.