Twitter de Angel Nieva

martes, 18 de mayo de 2010

Aprender de Experiencias


En 2009 nació New Leaders Factory (http://www.newleadersfactory.com), un proyecto personal con la misión de Crear Nuevos Líderes para un Nuevo Mundo a través de formación práctica y experiencias en Áreas de Negocio, dirigido a organizaciones, directivos, mandos intermedios y emprendedores. Porque el mundo ha cambiado. Ya no es el que era hace un año, y ni mucho menos, hace una década. Y las personas que lo han de liderar, cada uno desde su ámbito, también han de cambiar, han de evolucionar, y convertirse no ya en líderes, sino en nuevos líderes, preparados para gestionar el cambio en este nuevo paradigma, en este nuevo mundo.

Desde entonces, mucho ha sido el trabajo realizado y muchos han sido los apoyos recibidos, desde contactos personales hasta instituciones públicas, pasando incluso por Escuelas de Negocios. Y me alegra ver como se materializa la percepción que tengo sobre la transformación que se está produciendo en los ámbitos educativos. Según Gartner, "en 2012, las empresas invertirán el 50% de su presupuesto de formación, en programas educativos experienciales para impulsar la efectividad de la gente".

El modo de aprender ha cambiado significativamente en la última década. La velocidad y la continuidad de los cambios en el negocio combinado actualmente con un rápido ritmo de trabajo han hecho la formación formal inadecuada y demasiado lenta para muchas personas. Muchas organizaciones han intentado mantener el ritmo de ésta y han aumentado sus inversiones y gastos en tecnologías que permiten el aprendizaje para tratar de abordar el cambio de necesidades de múltiples audiencias globales. Esto ha resultado en una tecnología innovadora y basada en muchas y excelentes iniciativas de aprendizaje a lo largo de los últimos años, como por ejemplo, el Computed Based Training (CBT), el e-learning, las aulas virtuales, etc.

No obstante el desafío clave para el aprendizaje no debería ser el aprovechar al máximo la tecnología disponible, sino llegar a ser la mejor manera de captar la atención y, finalmente, demostrar una mejora en el desempeño organizacional.

La forma de aprendizaje tradicional en el aula tiende a centrarse demasiado en el contenido y se orienta en un solo sentido con la información que se lanza al alumno a través de medios no interactivos (Powerpoint, por ejemplo). Por otro lado, la forma de aprendizaje tradicional a través de e-learning tiende a centrarse demasiado a menudo en el proceso de cómo se gestiona el contenido y la tecnología a través del cual se entrega y no lo suficiente en el propio contenido.

Como resumen, podemos encontrar como inconvenientes del aprendizaje tradicional la poca interacción o interactividad con los estudiantes, la falta de inmersión en el contenido, es a menudo cara, lenta y con escasa retención (memoria) por parte de los alumnos. Como promedio, las tasas de retención asociadas con los métodos tradicionales de aprendizaje son un 5-10% en el mejor de los casos.

Por su parte, el Aprendizaje Práctico y Experiencial hace mucho más que contribuir al éxito del cambio cultural. Los principales beneficios que podemos obtener son la orientación en varios sentidos (formación participativa), la aceleración en el logro de los objetivos de negocio y en el aumento de la aceptación y la asimilación por parte de los alumnos. Además a través del Aprendizaje Pràctico y Experiencial se evidencia el cumplimiento de un cambio cultural, se provoca la generación de iniciativas y se fomenta la mejora de las relaciones, el rendimiento, la comunicación y la cooperación, aumentando la comprensión de los objetivos de la organización y mejorando la relación triangular coste-beneficio-eficacia.

En el Aprendizaje Práctico y Experiencial se mejora la tasa de retención mental, en comparación con los métodos educativos tradicionales, ya que las tasas de retención asociadas con la educación experiencial son considerables, alcanzando un promedio de un 80-90%. Ademas, a través del aprendizaje experimental se crea el sentido de la experiencia. Permite a los participantes cometer errores sin miedo a un riesgo gracias al ambiente libre existente, a que se realiza en tiempo real, demuestra los beneficios de comunicación interorganizacional y el trabajo en equipo y fomentando el establecimiento de metas compartidas, mostrándola importancia de la alineación de las diferentes areas con el negocio. Y lo más importante para las organizaciones: es un factor muy eficaz de cambio, haciendo el cambio irresistible para los participantes, ya que ahora comprenden plenamente la motivación para el cambio.

Por lo tanto, se evidencia que el Aprendizaje Práctico y Experiencial es una alternativa muy eficaz al Aprendizaje Tradicional ya que la educación experiencial aporta ventajas competitivas no solo a las organizaciones, sino a las propias personas que la reciben. Y según se desprende de diferentes estudios, está creciendo paulatinamente, algunas veces como sustituta, y en muchas otras, como complemento de la formación tradicional. Y desde New Leaders Factory apostamos por ello, por poner nuestro grano de arena en este nuevo modelo y marco educativo y en impulsar nuevas ideas en materia de formación práctica y experiencial que aporten un alto grado de valor en la transferencia de conocimiento de forma rápida, eficaz y efectiva.


No hay comentarios: